TATATATÁ TA TATATATÁ TA TATATATATATATÁ...
TATATATÁ TA TATATATÁ TA TÁTATATATATATA...


COLEGIO EL SALVADOR DE VALLADOLID

1.906 es el año de la fundación de <<El Salvador>>. Nace un Colegio como expresión de una vocación. El fundador es D. Agustín Enciso Briñas. Era de ascendencia riojana, pero vino a vivir a Castilla cuando era niño, y aquí estudió y creo una familia. Se licenció y se doctoró en Filosofía y Letras y en Derecho. D. Agustín es recordado por sus antiguos alumnos como el hidalgo, el caballero, el adelantado a su tiempo. Reunido con unos amigos en una cervecería - ¡Qué coincidencia! LCCH también surge en torno a la cerveza (y el vino y los torreznos...) ¡Es que en todo lo importante tiene que estar la gastronomía por medio! -  de la calle de <<El Salvador>>, soñó la andadura de este Colegio. La mayoría fueron yéndose por otros caminos, por otras oposiciones, por otras singladuras y D. Agustín se quedó solo ante la tarea de un Colegio único, de un Colegio insólito.

Estaba situado en una magnifica casa de la calle El Salvador. Fue el primero en la enseñanza mixta. Los recreos eran distintos, chicos y chicas entraban a distintas horas e iban a distintas aulas. Se trabajaba mucho y duro; recuerdan que a las seis de la mañana iban  a hacer mapas. El Colegio disponía de  laboratorios de química, física y ciencias naturales con abundante material científico.

Los alumnos de aquella época no podían examinarse en el Colegio y tenían que ir a hacerlo al Instituto. Los éxitos eran notables.

En 1918 el Colegio se traslada a la plaza de San Pablo y se instala en lo que fueron las viejas caballerizas de Felipe II. Cuentan que un subterráneo lo unía al Palacio de la Diputación... El edificio había albergado también al Hospital Mental de San Rafael - ¡Otra gran coincidencia! -.

Hacia 1930, Luis Enciso Sagarra releva a su padre.

Desde 1933, D. Adolfo, muy vinculado a su hermano D. Luis, es colaborador en tareas directivas inmediatas, profesor de fisiología y director del Gabinete Médico.

La muerte de D. Luis sitúa a D. Adolfo a partir de 1945, junto a D. Agustín, que asume funciones de director general, en un amplio abanico de actividades y funciones, que directamente desarrolla y controla. D. Adolfo interviene en la programación deportiva, etapa muy brillante que nos lleva a conseguir varios campeonatos interesantes en la especialidades de Fútbol y Pelota a mano (años 1942 a 1951). En la disciplina conecta con D. Vicente Serrano y en la docencia más tarde, año 1947 - 1948 con su sobrino D. Luis Miguel, Director de Estudios.

1947, D. Luis Miguel Enciso, el hijo primogénito, lleva a sus 16 años la dirección de estudios. Alto, erguido, consciente, da clase a chicos de 14 años, apenas 2 más jóvenes que él.

Es en 1957 cuando el Colegio se hace merecedor de la Medalla de Oro de la Ciudad de Valladolid y D. Agustín recibe la Medalla de Plata como Director.

En 1962 muere D. Agustín.

En 1967, D. Fidel Enciso Recio, licenciado en Historia, lleva la dirección de estudios en colaboración con su hermano Luis Miguel, todavía director del Colegio.

A partir de 1970, D. Fidel Enciso Recio asume la dirección y es el momento de redactar la estructura del Colegio a las nuevas directrices que señala la Ley de Educación de 1970. La década de los 70 es de gran conflictividad, con profundos cambios políticos, económicos, sociales y culturales en el país, que fijan los nuevos objetivos del Colegio, en el sentido de buscar una mayor integración.

Colegio con la vida, todo ello está expresado en la aparición del Ideario del Centro, el Estatuto del mismo y la creación de una estructura departamental que pretende canalizar la vida del Colegio.

Miles de alumnos pasaron por las aulas del majestuoso inmueble hasta junio de 2003, cuando el Colegio vivió su último día lectivo.

EL CLUB DE RUGBY nace en el año 1960, de la mano del profesor y cura francés del colegio El Salvador Jorge Bernes. Conviviendo con el atletismo, el otro deporte tradicional en el colegio, el rugby va tomando cada vez más fuerza, a la vez que no tardan en llegar los primeros éxitos deportivos, pues en la temporada 1960-61 el club consigue los campeonatos de España en categoría benjamín, alevín e infantil; éxitos que sin duda han marcado la trayectoria posterior de nuestra entidad, basada en un trabajo de cantera, que se ha visto reflejado al convertirnos en el club de rugby que más títulos nacionales ha conseguido en todas las categorías, y ser la primera entidad deportiva en cuanto a galardones, en nuestra ciudad y comunidad autónoma.

Tras una época de transición, en la que el club, por motivos económicos, vende en 1973 los derechos deportivos a la Universidad de Valladolid, de la mano de Luis Labajos de Asúa, pieza clave en el club, se logra poco a poco recuperar el equipo senior, tarea que culminará en 1986 con el ascenso a la División de Honor, preludio de una etapa de grandes éxitos, como son el primer Campeonato de Liga (de forma invicta, hecho único en cualquier deporte en nuestro país), y las primeras Copa del Rey y Copa Ibérica, amen de otros numerosos títulos en categorías inferiores...

CR EL SALVADOR. 50 AÑOS DE HISTORIA Y HACIENDO MEMORIA PARA OTROS 50

Intervención de Ernesto Candau Pérez (Presidente del CR El Salvador) en el Acto Institucional celebrado en el Museo de la Ciencia de Valladolid, con motivo de la celebración del 50 Aniversario de la fundación del Club de Rugby El Salvador.

Hace tres años, yendo en un tren desde Bristol a Cardiff para ver un Gales vs. Australia de la última Copa del Mundo, el pasajero que iba enfrente de mí, al ver mi camiseta negra con el escudo de El Salvador, me hizo una seña de complicidad; en ese momento, me di cuenta que la fama del Chami definitivamente había traspasado fronteras, y éramos reconocidos hasta en el País de Gales…

Probablemente, ninguno de los que en 1960 crearon el club, eran conscientes en ese momento de la transcendencia de lo que estaban haciendo, y la que nos estaban liando a muchos de los aquí presentes, y otros muchos más que hoy no nos pueden acompañar.

Me vais a perdonar el que os tutee a todos; esto de hoy es como un partido de rugby, y ya sabéis, que en nuestro deporte, sólo se llama de usted al árbitro. Me van a perdonar  especialmente las autoridades que hoy nos acompañan, a las que agradezco de forma muy especial su asistencia, porque se que lo hacen de corazón, no obligados por el cargo. Gracias también, a la FER, Alfonso, sabes que en El Salvador te apreciamos y queremos, aunque a veces no lo parezca…

Tranquilos, no voy a mencionar hoy eso de que “el rugby es un deporte de villanos jugado por caballeros”, o lo de que “un equipo de rugby lo forman quince personas, unos son tal, otros cuál…”. Parafraseando a un profesor de anatomía que para que nos diéramos cuenta del papel de la arteria aorta decía que “es la más importante del mundo”, yo simplemente voy a decir que el “rugby es el deporte más importante del mundo”.

¿Algún otro deporte permite que un gordito feo juegue al lado de uno alto y guaperas? ¿Y que ese alto y guaperas no hace nada si no es por el trabajo del gordito y feo? ¿Y un bajito dando órdenes y faltando a un tío de ciento treinta kilos, y que éste le obedezca? ¿En algún otro deporte de masas se pueden juntar las aficiones de los dos equipos bebiendo cerveza, sin que pase nada? ¿En qué deporte se hacen la foto los jugadores mirando de perfil y metiendo barriga?

El rugby es la cantera de la vida. Del Chami y de otros equipos de Valladolid han salido y salen profesores, obreros, médicos, empresarios de lencería, hosteleros, arquitectos, albañiles, parados, presidentes de clubs de baloncesto, legionarios, paracaidistas, militares, objetores, insumisos, gigolós, actores, periodistas, curas, pintores de brocha gorda y fina, jueces y fiscales, algún delincuente que otro, entrenadores, alcaldes de pueblos… Nos falta algún alcalde de capital y poco más, posiblemente algún obispo, y dado que tenemos políticos y curas, tiempo al tiempo… Tampoco, que yo sepa, tenemos banqueros, sí unos cuantos bancarios, pero ya sabemos que no es lo mismo, para nuestra desgracia y seguramente, también, la suya.

 Decía que lo de hoy es como un partido de rugby. Jugamos en casa, en un buen terreno de juego, sin frío, ni barro, con prácticamente el equipo titular al completo, algún que otro lesionado, con muchos aficionados en la grada; no tenemos rival, así que la victoria está asegurada. Qué menos, a un club que celebra sus primeros cincuenta años de vida, que prepararle un partido en el que salga ganador seguro. Espero que con bonus, una de esas cosas que a los más mayores les parecerá algo extraño y a más de uno le cuesta entender; ensayos que valen cinco puntos, en vez de los ¿tres? o cuatro puntos de antes… Seguiremos haciendo el pasillo al acabar el partido, y tendremos un tercer tiempo como manda (¿o mandaba?) la tradición rugbística. Y en ese tercer tiempo, recordaremos batallitas de lo buenos que éramos antes, y que ahora no se sabe pasar el balón, y que las touches ya no se disputan… en fin.

 Pero para llegar a este día, han pasado previamente otros 18250, sin contar los años bisiestos; y evidentemente, las cosas hace tiempo no eran como ahora. 

¿Os imagináis entrenar en un patio de tierra, a veces cubierta por una laguna, otras lleno de charcos, normalmente duro como una piedra? ¿Y a Carlos Valdés tirándose al suelo a hacer una abierta?

¿Y esos balones que se iban redondeando a fuerza de usarlos, y que cuando se mojaban, pesaban un montón y no había tres cuarto que los manejara (de los delanteros, no hablo, estaban a sus cosas)? Izquierdo tirando drops de portería a portería, y metiendo alguno que otro…a Jesús Carlos y Beade  pateando de puntera… anda que no hemos tenido que saltar la valla veces para recoger los balones…

¿Y cambiarse de ropa en un gimnasio repleto de gente? De la ducha de después, ni hablamos. Algunos, ni de la ducha de antes. No doy nombres.

¿Os imagináis jugar partidos en ese patio, pero nada de tocatas, placando, y con árbitro y linieres? Recuerdo a Roberto Reyes placar a un contrario y levantarse sin ningún rasguño... Sí, sí, Reyes, el mismo que estos años no ha perdonado ni una lesión en los partidos de veteranos… eso pasa por jugar en hierba.

¿Y las líneas del campo, que no se borraban nunca, aunque diluviara? Es lo que tiene el ladrillo, gran material, al que hoy, injustamente, se le responsabiliza de todos los males que nos asolan…

¿Y esas camisetas con cordones en el cuello? Curiosamente, no hay noticias de ningún estrangulado. Cuántas madres agradecidas por no tener que coser botones. Tengo grabada en la memoria la imagen de Jerrys con la camiseta de España, la amarilla con dos rayas rojas. Afortunadamente, en esa época no se llevaba lo de las camisetas ceñidas, más de un cuerpo nunca lo agradecerá lo suficiente.

Las Pistas de la Juventud acogían los partidos del equipo de los mayores (qué gran trabajo el de Vitines), y el Salvador era un referente nacional por lo bien que jugaba al rugby. Tan bien jugaban, que gracias a que muchos de ellos se fueron a Madrid y otras provincias, los clubs de esas ciudades nos ganaban. Lástima de derechos de formación, nos hubiéramos forrado…Tiempos difíciles para el Chami, en esa época.

Luis Asúa se encargaba de reclutar en el Colegio a todo quisque que parecía coordinado y fuerte, con esa pregunta mítica “y tú, ¿por qué no juegas al rugby?” Luis, reconoce que de vez en cuando se te colaba algún pufo, pero como en rugby todos pueden jugar, no pasaba nada.

¿Qué me decís de las mañanas de los sábados en el Seminario? Esperando a que se presentara el equipo contrario, cosa que no era demasiado habitual… partidos contra Juan Ramos, Clouté, Mazariegos, Albillos, en benjamines (perdón, microalevines), alevines, infantiles, cadetes… estábamos condenados a odiarnos o a querernos eternamente… casi siempre les ganábamos. Normal, éramos del Chami.

¡Cuántos buenos jugadores tuvieron la mala suerte de coincidir en esa época difícil para el equipo senior! Jugadores que hoy en día serían titulares indiscutibles, y que por las circunstancias, tuvieron que mantener el tipo en campos de segunda categoría. Guillermo, Turrión, Coloma, Chuchi Campos, Buey, Hergueta, Baruque, Alfonso y Antonio, De la Llana, Tinico, Tano, Oscar Velasco, Reyes, Jacinto, y tantos otros… Va por vosotros, sin vuestra lealtad y amor al club no hubiéramos logrado nada después. Partidos en la finca del Lourdes, con barro desde noviembre a marzo, y cardos y piedras de abril a octubre. ¿Os acordáis cuando esperábamos a que llegara el camión cisterna a regar el campo?

Años después, tuvimos la gran suerte de que unos cuantos de otros clubs vinieran a jugar con nosotros. De su generosidad, de la de Ramón Monreal, Benjamín Niño, y muchos más, se consolidó un club más potente, que ponía los cimientos para afrontar los retos de finales del siglo XX. Pirulo, Javiolo, el Pera, Ramos, Hache, Cuadrado, Peñín, Gallego, Hansen, Teo, Del Canto…casi nada… Incluso conseguimos que Clouté dejara de patear con esa zurda que Dios le había dado (siendo estrictos, lo conseguimos cuando tuvo que dejar de jugar). Y logramos que Regino (junto con Puma, los mejores placadores que he conocido hasta la fecha), tuviera otra visión del rugby, y dejara de librar a gente de la mili. Ramiro nos regaló pinceladas de su clase, y nos dio una lección de humildad y señorío. Alfonso Enciso administraba con prudencia y sabiduría, Israel Gorostiza nos liberó del footing a Continente y las series en el patio del colegio y los Lavín, De la Llana, Cancho, Pepe, Juan Carlos y demás, lograron los títulos que el trabajo de todos los que crearon y sostuvieron el club en esos años grises se merecía. Aportaron su visión del rugby “profesional”, vinieron jugadores de fuera, algunos buenos y otros no tanto; jugadores de otros clubs españoles, que nos ayudaron a dar el salto de calidad necesario. Cada vez más gente se fue incorporando al club, en funciones variopintas como entrenadores, delegados, fisioterapeutas (¡gracias, Pimen!), utilleros, aguadores, directivos, sede social (¡gracias Pablo, gracias Charo!)… 

Todos hemos crecido (incluso Abedul, aunque no os lo creáis, no era así de pequeño), y nos hemos hecho mayores, excepto Pablo Moncada, que cada vez está más joven. Algunos hemos tenido la suerte de poder jugar hasta los treinta y tantos, otros lo dejaron antes por estudios, novias, no se si algún novio (en esas épocas, los armarios estaban cerrados a cal y canto), trabajo, y otros avatares. Hemos conocido épocas buenas, malas y regulares. Hemos ganado títulos, hemos perdido más veces que ganado, pero hoy celebramos cincuenta años. Algo habremos hecho bien, todos sin excepción. Y seguro que muchas cosas mal, especialmente los que después nos hemos dedicado a jugar a ser directivos.  

Pero tenemos que cumplir al menos otros cincuenta años. Y para eso necesitamos el concurso de todos. Salvando malos entendidos, sabiendo que somos muy especiales y tenemos nuestras cosas, pero que todos llevamos al Chami en el corazón. Los tiempos que corren son difíciles, pero seguro que en los años sesenta y setenta, eran mucho más complicados. Y aquí estamos, y no pensamos marcharnos… 

Para los más jóvenes. Recordad siempre que estáis en un club creado por gente sencilla y humilde, y que la inmensa mayoría de los que han pasado por él, no han disfrutado de la gloria de la internacionalidad, el reconocimiento de la prensa, de la afición… Muy pocos son los que llegan a lo más alto, pero esos pocos no lo lograrían sin la ayuda de los demás. Y que tan importante es el jugador que marca muchos ensayos, como el que juega poco y lleva el agua a sus compañeros; o el que decide dedicar parte de su tiempo a enseñar a los más pequeños, o a colaborar como delegado, utillero… No lo olvidéis nunca, porque forma parte de la esencia del rugby.  

Termino. Y no sería justo por mi parte terminar sin agradecer a la familia Enciso el regalo que nos hizo a todos creando el club. Podía haber sido de baloncesto. O de fútbol. O de balonmano. Pero no, fue de rugby y atletismo. Gente lista, estos Enciso. Y no sería justo si no reconociera la suerte que he tenido en estos años de poder presidir el que para mí, es el mejor club de rugby de España. Gracias a todos mis amigos que me han acompañado y acompañan en estas tareas no siempre ingratas. Y no me olvido que si he sido jugador de rugby, ha sido porque mis padres decidieron que estudiáramos allí. En el colegio El Salvador. Es lo que tiene haber tenido unos padres inteligentes.  

Por cierto, se me olvidaba. El galés que se fijó en mi camiseta con el escudo de El Salvador me dijo al llegar a Cardiff que no sabía que hubiera rugby en Centroamérica…Vamos, que se pensaba que el escudo era de la selección de El Salvador y no conocía al Chami. Qué sabrán de rugby estos galeses… 

Muchas gracias y felicidades a todos por este cumpleaños. 

Ernesto Candau Pérez - Presidente CR El Salvador

EL HIMNO

salve, salve

colegio bendito,

Ángel bueno de mi juventud,

Con tu mano en mi pecho has escrito

Santas normas de ciencia y virtud.

llevaré mientras viva grabada

fiel imagen de tal bienhechor

¡colegial! soy la deuda sagrada

olvidar no podré al salvador.

 

Dulce Vida de colegio

Clases, juegos y oraciones,

Amistades e ilusiones,

Consejo, vida y salud.

Un horizonte de gloria,

Un torrente de alegría,

Un glorioso mediodía,

El sol de mi juventud.

 

SALVE, SALVE

COLEGIO BENDITO,

ÁNGEL BUENO DE MI JUVENTUD,

CON TU MANO EN MI PECHO HAS ESCRITO

SANTAS NORMAS DE CIENCIA Y VIRTUD.

LLEVARÉ MIENTRAS VIVA GRABADA

FIEL IMAGEN DE TAL BIENHECHOR

¡COLEGIAL! SOY LA DEUDA SAGRADA

OLVIDAR NO PODRÉ AL SALVADOR.

 

¿POR QUÉ "EL CHAMI / CHAMIZOS"?

Hay varias interpretaciones que paso a enumerar por orden de importancia, peso y credibilidad:

  1. Descrito en uno de los párrafos de la Historia del Colegio está su asentamiento en la Plaza de San Pablo, donde estaban las viejas caballerizas de Felipe II, o CHAMIZOS.

  2. Los internos decían que aquello era como un CHAMIZO, por falta de infraestructuras e instalaciones.

  3. La entrada lateral del Colegio, la cual daba directamente al patio a través de un túnel, era un portalón de chapa y atravesarlo era como entrar en un CHAMIZO.

  4. Atravesar el portalón referido  anteriormente era como entrar en unas caballerizas (está claro que esta versión es un híbrido de la 1 y la 3).

La más fiable, por Historia y Tradición, es la primera. Las otras tres interpretaciones (y una más que no escribo porque no tiene sentido lo de que allá hubiera una especie de basurero / erial, lo cual es posible pero no tiene relación alguna con la palabra CHAMIZO) es real que existen pero su nacimiento fue posterior a la primera.

LOS VALORES DE UN BUEN JUGADOR DE RUGBY

  • Respeto por nuestros compañeros, los contrarios, el árbitro, los entrenadores y nuestros símbolos (la camiseta, el terreno de juego, el tercer tiempo, los socios y aficionados, el club y la selección).

  • Humildad para aprender y mejorar, para ser disciplinados y esforzarnos cada día un poco más para sobreponernos a la adversidad.

  • Solidaridad y lealtad con nuestros compañeros y rivales dentro y fuera de la cancha.

  • Compromiso de todos los estamentos del rugby, jugadores, técnicos, directivos y aficionados, con nuestro equipo.

  • Sacrificio.

 

LOS VALORES DE UN BUEN AFICIONADO AL RUGBY

  • Recordar que los jugadores juegan para su propia diversión.

  • No utilizar un lenguaje soez sobre jugadores, entrenadores o árbitros.

  • Aplaudir las buenas jugadas, sean del equipo propio como del equipo rival.

  • Respeto por los jugadores siempre.

  • Condenar el uso de la violencia en todas sus formas.

  • Respetar las decisiones arbitrales.

  • Animar a los jugadores de ambos equipos para que jueguen conforme a las Reglas del Juego.

  • Jamás se silva a un jugador, sea del equipo que sea, cuando vaya a tirar a palos

  • Cuando el árbitro decreta el final del partido el equipo vencedor hace un pasillo al equipo vencido en señal de respeto, y posteriormente es el equipo vencido quien devuelve el pasillo al vencedor. LA RIVALIDAD SIEMPRE SE QUEDA EN EL CAMPO DE RUGBY.

 

LA CUCARACHA CHAMIZA...

Todo comenzó cuando fuimos a animar a nuestro club, el Club de Rugby EL SALVADOR, a la Final de la Copa del Rey de  Rugby de 2008. Cierto, el partido lo perdimos, pero desde entonces llevamos la musiquilla de LA CUCARACHA metida tan adentro que no para de machacarnos (el ambiente, los 5 autocares, la animación, el bombo y la bota de vino también influyeron bastante).

Durante el Campeonato de España de Categorías de Pequeños de 2008, que se celebró en Gijón, volvimos con los megáfonos y LA CUCARACHA a animar a nuestro equipo.

De todo esto surgió la idea de crear una peña e identificarnos como LA CUCARACHA CHAMIZA, nombre del que nos sentimos tan orgullosos como de nuestro equipo, y de equiparnos para que se nos distinga a tal efecto marcando con el logo recién creado todo aquello que se nos ocurra como "CUCARACHOS CHAMIZOS QUE SOMOS".

El 07ABR2010 estrenamos ESCUDO

Predominan los colores blanco y negro de El Salvador. Las 5 llamas amarillas y rojas hacen referencia al Escudo de Valladolid, y el lema está inspirado en la conocidísima máxima de Julio César, que en este caso es VENI, VIDE, INCITA, esta última se pronuncia como esdrújula, pues en latín no se tilda, y significa VEN, MIRA Y ANIMA, muy apropiado.

LA CUCARACHA VACCEA...

Con motivo de la SLi nace el 08MAR2009, por ponerle una fecha y que conste el día de su creación, LA CUCARACHA VACCEA, misma filosofía que LA CUCARACHA CHAMIZA aunque distinto equipo al que animar y seguir...

VACCEOS CAVALIERS

(Información extraída de la Página Oficial de la franquicia VACCEOS CAVALIERS)

Cuando en la directiva del club de Rugby El Salvador, club impulsor de la franquicia, se planteo un nombre para la franquicia Castellano Leonesa, se barajaron diversos nombres y calificativos que aglutinaran la idea de unión territorial de la franquicia, y que mejor forma que buscar en los orígenes de los primeros pobladores de la zona antes de que estuviera definida geopolíticamente.

HISTORIA VACCEA

Hacia el año 650, también antes de la Era Común, otras oleadas celtas, de las denominadas Belgas, llegaron al Valle del Duero. En esta última oleada, compuesta por varias ramas celtas, nos vamos a centrar para el presente artículo, en la rama de los Bellovacos, Bello-Vacci, o Bello-Vacceos, que es lo mismo, dicho por diferentes investigadores.

Entre estos Bello-Vacceos, uno de sus componentes, los Bellos o Belos, se asentaron junto a las riberas oeste del Ebro y del Jalón. Otros como los Tittos, ocuparon el nacimiento del Tajo, los Arévacos el Alto Duero y los Vacceos ocuparon el valle Medio del Duero.

Esta segunda oleada belga fue muy numerosa, se extendió también hacia otras zonas de lo que hoy es la Península Ibérica.

En la zona que comentaba al principio, fueron los Vacceos los que se impusieron y mezclaron con los elementos indígenas preindoeuropeos y con los celtas de la primera oleada. Todos ello aglutinados pasaron a formar parte de lo que histórica y arqueológicamente se ha denominado “Reino Vacceo”, que perduró desde el 650 al 220 antes de nuestra era común. En esos años, se celtizaron las ciudades que quedaban propiamente indígenas, tras la primera oleada celta y hasta la llegada del Ejército Cartaginés.

Las ciudades que fundaron los celtas de la segunda oleada, se caracterizaban porque muchas de ellas acababan con la terminación celta de “briga”, sujeta a varias interpretaciones, pero sin duda celta. Algunas de las más conocidas y dentro del área de influencia Vaccea fueron: Lacóbriga (Carrión de los Condes, Palencia); Amallóbriga (Tiedra, Valladolid); Arcóbriga (Arcos de Jalón, Soria); Deobriga (Miranda de Ebro) y otras.

Durante los 430 años que duró la Independencia Vaccea, se estableció una confederación de pueblos desde ciudades como Althía (en la provincia actual de Toledo) hasta Arbocala (Zamora), desde Numancia (En Soria) hasta Pallantia (Palencia). Dicha confederación fue Bello-Vacci o Bellovaca y continuaron relacionándose entre sí, con un mismo idioma y ocupando los centros más importantes cerealísticos, que coincidían con las ciudades mas pobladas y a la vez ocupando las entradas a la Meseta que aún siendo menos productivas les servían de protección.

Los más belicosos, se asentaron en las zonas fronterizas, donde fundaron las ciudades “brigas”. Los más pacíficos, como los celtas descendientes de la primera oleada y los indígenas preindoeuropeos, labradores y ganaderos ocuparon el centro de su vasto territorio. Entre todos el “Reino Vacceo”, sobrepasó el millón de habitantes, que no es poco, para la época.

CAVALIERS

Sustantivo que proviene del Latín Caballarius que derivo en Cavalier que se utiliza tanto en francés, ingles o italiano, su traducción es caballero, jinete o soldado montado, lo que incorpora conceptos que tienen que ver con la comunidad Castellanoleonesa y los Antiguos Vacceos, imprime un carácter combativo al nombre de la franquicia Chamizo-Castellanoleonesa.

LA CUCARACHA 0'0

El 03MAY2009 organizamos viaje y nos vamos a Madrid a animar a EL SALVADOR en su participación de la Copa del Rey contra CANOE. Perdemos el partido y somos eliminados, pero no dejamos de estar animados en ningún momento: Ni antes, ni durante ni después del partido, ni comiendo con los jugadores, ni en el viaje de regreso, ni en La Central ya en Valladolid.

Como nunca llueve a gusto de todos La Bella y Graciosa Moza (por no darle bola ni dejar por escrito lo que realmente pensamos de ella, que ni es Bella, ni Graciosa, ni Moza) publica un Post en el foro de El Salvador en el que nos pone de vuelta y media, nos tilda de borrachos, de sinvergüenzas, de malos padres/madres, algunos, de descorazonados y de insensibles por estar alegres y contentos después de haber sido eliminados... y por molestarla con nuestros cánticos y no dejarle dormir o hablar tranquila en el autobús, el del viaje que habíamos organizado nosotros. Lo cierto es que La Moza sólo fue la perra fiel.

Aquel Post dio pie a que se hiciera sangre contra todo lo que viniera de nosotros, de una forma cruel y despiadada, y utilizando el insulto como la espada más hiriente.

Varios días tardamos en asumir el palo, olvidar los insultos y la utilización de la Caja de Gritos de nuestra Web para promulgar consignas en nuestra contra. Pero está claro que en esta vida lo que no te mata te hace más fuerte...

Así nace, el 11MAY2009, LA CUCARACHA 0'0, con el sabor a hiel de la ironía y el perfume de la ilusión, consecuencia de aquella mala experiencia y destinada al apoyo y promoción de las Categorías Inferiores de El Salvador.